LA ANUNCIATA

El día 25 de marzo se celebra la fiesta de la Anunciación, fiesta que celebramos con alegría los que formamos parte de los colegios fundados por la Congregación de las Hermanas Dominicas de la Anunciata, porque tiene para nosotros un significado muy especial.

El padre Coll tuvo un gran amor a la Virgen y al fundar la Congregación se la confió y le dio el nombre de La Anunciata. Por eso la fiesta de la Anunciación es un día de agradecimiento por tener a la Virgen tan cerca, como Madre y regalo.

El nombre de Anunciata hace referencia al misterio de la anunciación del ángel a María. En el anuncio del ángel, María responde sin demora un Sí comprometido. Su actitud es de disponibilidad y obediencia. Es la Virgen oyente, orante, sencilla y pobre.

El anuncio del ángel a María comienza con una invitación a la alegría: “Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo”.

Con la plegaria del Ángelus recordamos a María en la Anunciación. Se reza así:

El ángel del Señor anunció a María

y concibió por obra del Espiritu Santo.

Dios te salve María…

-He aquí la esclava del Señor;

hágase en mí según tu palabra.

 

Dios te Salve María…

y el Verbo se hizo hombre,

y habitó entre nosotros.

 

Dios te salve María…

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios,

para que seamos dignos de alcanzar

las promesas de Jesucristo.